jueves, 29 de junio de 2017

MACARRONES CON CALABACINES Y TOMATES CHERRY




Macarrones con calabacines y tomates  cherry



Me imagino que todos, en algún momento, hemos tenido la tentación de hacernos veganos o vegetarianos, ya sea por salud o por convicciones de otro tipo. Yo también lo he pensado alguna vez pero confieso que la tentación me dura dos minutos y es que me resisto a renunciar a todo lo que me encanta.
Si ya es difícil seguir una dieta para adelgazar (sabemos que cualquier excusa es buena para saltársela) no me quiero imaginar un cambio tan radical y definitivo, en principio. 

En esos momentos de duda acabo pensando que al fin y al cabo podría atiborrarme de pasta, vegetariana, pero pasta al fin y al cabo... y como tengo veganos en la familia, cuando vienen a casa suelo cocinar algo que vayan a comer todos sin ponerme caras raras. Y de paso puedo suponer cómo sería mi vida sin salsa boloñesa, sin langostinos, sin atún en aceite, sin boquerones en vinagre, sin huevos fritos... buahhh,  me deprimo solo de pensarlo 😭.

Pero claro que de vez en cuando me gusta comer un plato de pasta con verduras, ligero, rápido y sabroso. Seguramente sería mejor hacerlo con pasta integral si te gusta, pero no es mi caso (otro inconveniente de hacerme vegana, y es que le tienen un amor a lo integral que no es normal).
La receta es muy sencilla pero hay que conseguir que el salteado tenga mucho sabor, así que no escatimes en ajo y orégano.


Ingredientes (2 raciones):
- 250 gr. de macarrones
- 1 calabacín (o medio si es muy grande)
- 250 gr. de tomates cherry
- 3 dientes de ajo
- 1 cucharada colmada de orégano 
- 1 pastilla de caldo de verduras
- sal, pimienta negra
- aceite de oliva virgen extra



Elaboración:
Empezamos por hervir la pasta al dente para añadirla rápidamente al salteado de tomates y calabacines.
1. En una sarten amplia (yo en el wok) salteamos los dientes de ajo en el aceite de oliva hasta que cojan un poco de color.
2. Seguidamente añadimos los tomatitos, sal y orégano y salteamos a fuego fuerte hasta que veamos que se empieza a separar la piel de los tomates. Entonces los sacamos y los reservamos en un plato.



3. En el mismo aceite echamos los calabacines finamente cortados y sazonamos con sal y pimienta negra, y si necesita, un poco más de aceite.
4. Una vez hechos los calabacines, blanditos pero un poco al dente, los mezclamos con los tomatitos y los macarrones que ya tendremos hervidos. Ahora mezclamos bien, un par de minutos mejor que dos vueltas rápidas, y servimos rápidamente.





No se le puede pedir más, sano, ligero y sabroso!







¡¡Nos vemos la semana próxima!!


También puedes seguirme en  Facebook ,  Twitter y Google+

16 comentarios:

  1. Te quedó un plato muy rico y sano con mucho sabor.
    Besos,

    ResponderEliminar
  2. Hola guapísima !!!
    Niña, parece que la entrada la he escrito yo jajaja, porque más de una vez me ha asaltado la idea del vegetarianismo, pero la abandono en cuanto me acuerdo de las gambas y el jamón serrano. No es que los coma todos los días, pero caen más de una vez.
    Así que seguiremos comiendo de todo, mientras no nos lo prohiban los médicos, que ya tenemos bastante con otras cuestiones de la vida, como para renunciar al placer de darle al diente y ponernos más restricciones.
    Pero vamos, que mis días pasan entre verduras y soy la mar de feliz ...y con las cosas integrales también, que en eso no nos parecemos. Pero bueno, no podías ser perfecta jajaja
    Tus espaguetis están para repetir plato, y ahora que los tomates empiezan a estar más que ricos, me imagino la explosión que tuvieron que ser. No lo dudo, tus veganos comen en tu casa divinamente y sin que nadie los mire raro.
    Besotes gordos mi niña.

    ResponderEliminar
  3. Hola, pues verás, yo podría también prescindir de la carne sin problema, pero de unas gambas de mi tierra como comprenderás no puedo privarme, ni del pescado, ainssss, qué rico!! La pasta con calabacines me encanta, de hecho tengo una publicada hace mucho, me parece que "lacitos". Me faltan tus tomatitos que los voy añadir la próxima vez que los haga. Qué vistoso queda así el plato, me gusta la idea. Un beso y disfruta del fin de semana que parce muy caluroso

    ResponderEliminar
  4. Las comidas sencillas y ligeras son las que elegimos en esta fecha, no apetece pasar mucho tiempo en la cocina por lo que todos sabemos y estos platos además de ricos son fáciles de elaborar.
    Bss

    ResponderEliminar
  5. Más difícil es cuando al vegano de la familia hay muchas cosas verdes que no le gusta, todo un reto hacer recetas. A mi mientras no declaren que el jamón pata negra es vegano no me puedo convertir, jajaja.
    Tu plato de pasta de hoy me suena a muy mediterráneo, muy de Italia también, sencillo y sabroso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Nuria querida, antes que nada te pido disculpas por no haber podido pasar antes por tu cocina, pero mi salud me está teniendo a maltraer y no puedo dedicarme a esto todo lo que me gustaría. Y, ahora, a lo que he venido… Me has hecho reír mucho con tus sensaciones sobre dejar tu dieta omnívora por una vegetariana o por una vegana :D Verás, en la mayoría de los casos, la decisión no es tan pensada sino mucho más visceral. De hecho, nadie que piense todo lo que se va a perder por comenzar un hábito de vida distinto lo iniciaría (a menos que se encuentre en una encrucijada de vida o muerte y, claro, ahí hará lo que crea, que, en muchos casos, tampoco será lo que resulte más favorable a su salud). Por ejemplo, a mí nunca me gustó la carne; por lo tanto, decantar en el vegetarianismo era algo lógico que terminó tomando forma al momento de buscar hábitos más saludables para mi día a día. De cualquier manera, los huevos y los quesos que tanto me gustan forman parte de mi dieta porque ser vegetariano (no así vegano) no quiere decir que no podemos acercarnos a alimentos de este tipo porque, en mi caso, soy ovo-lacto-vegetariana ¡y feliz de la vida! Con esto sólo quiero decir, sin ánimo de dar cátedra o subirme al banquito a decirle a cada quien lo que debe hacer, que el vegetarianismo o el veganismo son decisiones de vida que se dan naturalmente, impulsadas por un gusto personal, convicciones reales y resultados visibles. Es lo mismo que el gimnasio (con la excepción de encontrar alguna actividad, entre las que ofrece, que nos calce como anillo al dedo): Por mucho que te digan que es buenísimo para tu salud, que leas y releas sobre ello, decidas que debés hacerlo para prolongar tu vida, bajar unos kilos de más y bla-bla-bla, pero no te gusta ni un ápice; irás, pagarás el abono del mes entero, te repetirás hasta el hartazgo cuánto bien hará a tu salud, pero terminarás abandonando (con suerte a fines de ese mismo mes) porque no te gusta, no te hace feliz, te la pasás pensando en cuántas otras cosas más interesante que estar sudando como puerca en clase de zumba podrías estar haciendo y… ¡al diablo la salud, el bienestar y todo lo demás! :D
    En cuanto a tu receta, me encanta. Me parece sabrosa, completa, deliciosa, muy sana y bien colorida que es perfecta para todo mundo. Como vos misma decís: no se puede pedir más ;)
    Te mando un beso enorme y me alegra saber que estás muy bien.

    ResponderEliminar
  7. Calla, calla... son demasiadas cosas buenas para renunciar a ellas ¡yo sería incapaz de vivir sin queso o sin leche! pero un platazo de estos macarrones me comía seguro y era la más feliz del mundo.

    Esta semana paso volando ¡menudo tute de trabajo me he dado!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  8. Nada como unos buenos macarrones, que ricos con esos tomates y calabacines!
    bS

    ResponderEliminar
  9. A mi no se ma ha ocurrido nunca hacerme vegana, y mira que me encanan las verduras, pero soy persona a la que gusta probar de todo y limitar mi paladar a tan poca variación...pues como que no me atrae...jajaja, eso no quita que me encanan estos platos sencillos y sin carne, como ya te he dicho, yo como de todo y este me atrae muchisimo!! Bs.

    ResponderEliminar
  10. Pues yo ya te digo que no, si me parece muy buena idea comer sano, hacer dieta en caso de que se necesite, pero no vegana ni vegtetariana, no me va. Me gusta mucho la comida y disfruto preparandola y comiendola con la familia. Pero respeto todas las opiniones.
    Tu receta de hoy estupenda, mi hijo se vuelve loco por unos macarrones, hasta con verduras!!!.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  11. Que plato mas rico... y además, perfecto para el verano Nuria.
    Super sano, me ha encantado la receta.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  12. He leído el principio del comentario de Nuria Eme y justo dice lo que yo te pensaba decir, como dicen en mi tierra: "me lo ha quitado de la boca", jajaja. En fin que las dos podríamos haber escrito tu entrada. Puedo un día renunciar a tomar proteína animal e incluso disfrutar haciéndolo, pero no me gustaría ser drástica, no es mi forma de ser. Tu plato para mi estupendo, Nuria, lo comería una y mil veces muy feliz. Besitos.

    ResponderEliminar
  13. sabes ? me he quedado con ganas de que te metieras a saco con el tema de lo integral y creo que tu tambien , esto va a tener segunda parte jaja , ya lo estoy viendo venir.. pues oye , a mi si me lo dieran todo hechito no te digo que no , pero la chichi me la comia en el aseo por ahi podriamos pasar.. ni de coña Nuria , demasiado te lo montas para tenerlos a todos contentos y peado blog que les estas dejando que si no entran a buscar es pa matarlos

    riquisimos tus macarrones como todo lo que conocias
    eres una artista !!
    besitos mil

    ResponderEliminar
  14. Hola Núria, muy buenas combinación para la pasta, soy muy fan del calabacín, tanto en crudo como asado. La mar de ligero y sano, me encanta tu plato :) besos!!

    ResponderEliminar
  15. Hola Nuria¡¡
    En mi caso ya te digo que ni me lo planteo porque se que no lo aguantaría ni un día, hay muchos alimentos a los que me costaría una enfermedad resistirme, vamos pecaría seguro, jeje.
    Eso no quita que de vez en cuando un plato sano como este que has preparado no apetezca, me gusta mucho la verdura, pero no para todas las hora del día, jeje. La combinación de pasta y verdura me gusta mucho, es un ligero, rico y sobre todo sano, un plato que iría bien tanto de comida como de cena, muy bueno.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  16. Hola, Nuria, preciosa. Te leo y me veo reflejada en esos pensamientos que nos han asaltado en algún momento de nuestras vidas. Claro está, que se me hace cuesta arriba, como a ti, asumir un cambio tan radical. Unos langostinos, un jamoncito ibérico, unas chuletitas de cordero... ¡Uf, qué difícil renunciar a estas delicias!
    De todas formas, un buen plato de pasta con verduras también está para chuparse los dedos, como con estos deliciosos macarrones que has preparado. Yo, sin dudarlo, me siento a tu mesa a comer. ¡Rico, rico!
    Besos y feliz casi fin de semana. ;-)

    ResponderEliminar

Las palabras se las lleva el viento, pero si las escribes en un comentario las guardaré para siempre. Gracias por tu tiempo y vuelve cuando quieras!
Si tienes alguna duda sobre la receta, escríbeme al correo del blog ycontupantelocomas@gmail.com y te contestaré lo antes posible.