viernes, 19 de enero de 2018

POLLO CAPRESE



Pollo caprese



Internet es un mundo maravilloso, la ventana al mundo sin moverte del sillón y todo eso, hasta ahí perfecto. Lo peor ya lo sabemos. Pero entre lo uno y lo otro hay una serie de cositas que sin ser nada graves molestan mucho, sobre todo para los que escribimos un blog o similar, y son los plagios. Que ocurra una y otra vez no te hace acostumbrarte ni quitarle importancia.

Como te imaginas han vuelto a copiarme una receta, algo que nos pasa varias veces al año a todos los que hacemos esto, por otra parte. En un comentario me avisaron de que la habían visto en una web y después de comprobar que habían hecho un copia y pega como una catedral de todo el texto, aunque tuvieron el detalle de no copiar la foto porque entonces sería ya muy descarado, les dejé un comentario diciendo que tenían muy poca vergüenza y que si no sabían escribir, se dedicaran a otra cosa. La diferencia esta vez es que me han contestado!! Si, me vienen a decir que mi receta está copiada por todas partes y que no escriba pestes sin consultar (literal). 

No sé que me da mas risa, que diga que una receta mía esté copiada por todas partes (es de las magdalenas de la semana pasada y la habrán visto cuatro gatos) o que haya que consultar justamente al que te ha copiado para decirle cuatro cosas. Y digo yo, qué tendría que consultarle si se puede saber? Lo más fácil es que él o ella consulte el diccionario y busque lo que pone sobre el respeto al trabajo ajeno 😠.

Y ya toca hablar de la receta, una versión de la famosa ensalada Caprese, pero ésta lleva pollo y  va al horno. Se puede hacer tanto con pechugas enteras como con filetes de pechuga, la diferencia será el tiempo de horno que lógicamente será un poco mayor que con filetes. En los ingredientes he puesto la cantidad que yo utilicé pero es de esas recetas que se hacen a ojo, un poco más o menos de tomates, un poco más o menos de mozzarella... el resultado es el mismo. Se prepara en cinco minutos y luego lo que tarde el horno en hacer su trabajo, que en mi caso fue de media hora justita.
Venga, toma nota de los ingredientes y enciende el horno!


Ingredientes:
- filetes de pechuga de pollo (1/2 kilo)
- 3 tomates
- 250 gr. de mozzarella
- hojas de albahaca fresca
- sal y orégano picado
- aceite de oliva

Elaboración:
1. Sazonar los filetes de pollo con un poco de sal. Cortar los tomates y la mozzarella en rodajas finitas. Lavar las hojas de albahaca y secarlas.
2. Poner un poco de aceite de oliva en la base de una fuente de horno. Colocar alternando los ingredientes, primero un filete de pollo (o dos si son muy finos), rodajas de tomate, rodajas de queso y por último las hojas de albahaca. Seguir hasta completar la bandeja.
3. Regar con un hilito de aceite de oliva y espolvorear orégano por encima. En este momento le he puesto un poquito más de sal por encima ya que no le puse al tomate.



4. Meter en el horno a 200ºC hasta que el pollo esté hecho y el queso fundido (en mi horno media hora).



¡Delizioso!




¡¡Nos vemos la semana próxima!!

También puedes seguirme en  Facebook ,  Twitter y Google+

miércoles, 10 de enero de 2018

MAGDALENAS DE LIMÓN Y YOGUR


Magdalenas de limón y yogur




Pues después de todo hemos sobrevivido a las fiestas y aquí estamos de nuevo, dispuestos a seguir comiendo!!
Si pudieras pedir un deseo, qué pedirías para este año? Yo lo tengo claro: comer sin engordar, pero de todo y a saco😋. Te puedes imaginar invertir el tiempo que vamos a pasar a dieta después de las navidades en probar cosas nuevas o repetir lo que nos vuelve locos? A ver, a un par de milloncitos de euros tampoco le haría ascos y además podría ponerme morada de todo para luego ir a una clínica a que me dejaran estupenda... o sea que igual me quedo con la pasta, jajaja.

Soñar no cuesta dinero y hacer unas magdalenas riquísimas de limón y yogur tampoco, así que mientras merendamos podemos seguir fantaseando...

Ingredientes (12 unidades):
- 300 gr. de harina
- 200 gr. de azúcar
- 2 huevos
- 1 sobre de levadura (15gr.)- polvo de hornear
- 2 limones
- 125 ml. de aceite de girasol
- 1 yogur natural

Elaboración:
1. Ralla la piel de un limón y exprime el jugo de los dos.
2. En un recipiente bate los huevos con el azúcar (mejor con varillas) hasta que doblen el volumen.




3. Incorpora el aceite, el yogur, el zumo y la ralladura, y sigue batiendo hasta integrar todos los ingredientes.



4. Mezcla la harina con la levadura en polvo y tamiza a través de un colador. Ve mezclando con una cuchara o una lengua poco a poco, evitando los grumos, y una vez hecho esto deja la masa en la nevera por lo menos una hora, esto hará que la levadura haga todo su efecto y suban las magdalenas que da gusto.



5. Enciende el horno a 200ºC  con calor arriba y abajo, y deja que se caliente del todo.
6. Rellena las cápsulas de papel hasta los dos tercios de capacidad y mételas en el horno, pero baja la temperatura a los 180ºC. 
7. Cuenta 20 minutos de nada y ya tienes listas las magdalenas. Deja que se enfríen encima de una rejilla, no seas ansioso!!





Yo pongo las magdalenas y tú el café.








¡¡Nos vemos la semana próxima!!

También puedes seguirme en  Facebook ,  Twitter y Google+

miércoles, 27 de diciembre de 2017

GALETTE DES ROIS (TARTA DE REYES)


Galette des Rois



No soy un bicho raro pero no me gusta el roscón de Reyes, y lo curioso es que, aunque parezca mentira, en realidad no conozco a nadie al que le guste. O mi familia y mis amigos son tan raros como yo o algo no me cuadra, porque no me explico que tanta gente se vuelva loca con él. 
De niña me comía el relleno, nata, trufa o crema según el año, y de mayor no hay nada que me fastidiara más que me tocara el dichoso haba, vamos hombre, que encima de no gustarme tuviera que pagarlo era el colmo de la injusticia. Así que en cuanto la decisión estuvo en mis manos, cualquier postre era mejor que el roscón que al fin y al cabo, no nos gustaba a nadie. 

Este año he decidido hacer este postre francés, Galette des Rois (Tarta de los Reyes) el sustituto en Francia y Bélgica de nuestro roscón que hice hace unas semanas para probarlo por si merecía la pena. Y vaya que si lo merece, ha sido votado por mayoría absoluta como el sucesor pa'siempre.
He visto varias recetas y la que más me ha gustado es de Loleta que he seguido al pie de la letra excepto al final porque en vez de bañarlo con un almíbar le he puesto azúcar, sin más.

No es nada difícil aunque vas a ver más pasos de lo que tengo por costumbre, pero no te preocupes porque se trata simplemente de hacer una crema con almendras y rellenar el hojaldre, así que no te desanimes que es más sencillo de lo que parece.
En mi opinión está mejor de un día para otro porque la crema del relleno está más asentada y se pueden cortar mejor las porciones. En las fotos no se aprecia bien la crema porque lo dejé enfriar un par de horas solamente para fotografiar la porción, pero con las horas mejoró muchísimo y lo que quedó para el día siguiente estaba francamente impresionante. 

Como quedan días para Reyes tienes tiempo de hacerte con los ingredientes y animarte a hacer esta tarta fantástica.

Ingredientes:
- 2  láminas de hojaldre redondas
- 4 yemas de huevo
- 250 ml. de leche
- 1 cucharadita de vainilla
- 30 gr. de maizena
- 125 gr. de almendras molidas
- 150 gr. de azúcar
- 100 gr. de mantequilla
- un huevo batido

Elaboración:
1. Ponemos a hervir la leche con la vainilla.
2. En un bol, con una varilla, mezclamos las yemas con el azúcar hasta que blanqueen.
3. Añadimos la leche caliente y vamos mezclando con las yemas poco a poco.




 4. Volvemos  a poner la mezcla en un cazo, el mismo donde calentamos la leche, y añadiremos la  maizena disuelta en medio vasito de agua. Encendemos el fuego y vamos removiendo hasta que espese la crema.



5. Retiramos del fuego, lo podemos poner en otro bol, y añadimos la almendra molida poco a poco mezclando muy bien.
6. Por último añadimos la mantequilla a temperatura ambiente, removemos y ya tenemos lista la crema del relleno, pero habrá que dejar que se enfríe.



7. Extendemos una lámina redonda de hojaldre y pintamos con huevo batido todo el borde, un par de dedos, más o menos de la anchura de la brocha que utilizamos.
8. Repartimos la crema que ya estará fría dentro del hojaldre y cubrimos con la otra lámina de hojaldre apretando los bordes con los dedos y con un tenedor los sellaremos como si fuera una empanadilla.
9. Con un cuchillo hacemos unas marcas (sin romper el hojaldre) desde el centro hacia afuera y terminamos pintando con el resto del huevo batido. Hacemos un agujerito en el centro para que salga el vapor al hornear la tarta.



10. Calentamos el horno a 200ºC con calor arriba y abajo.
11. Metemos la galette en el horno a media altura durante 10 minutos. Bajamos la temperatura a 175ºC y dejamos hasta que el hojaldre haya subido y se dore bien por toda la superficie. En mi horno esto ha costado entre 20 y 25 minutos, pero cada horno es un mundo por lo que el tiempo puede variar algo.
12. Sacamos del horno y espolvoreamos un par de cucharadas de azúcar por la superficie y lo volvemos a meter un par de minutos más.





13. Sacamos la galette del horno y la dejaremos enfriar del todo.




Si es de un día para otro mejor que mejor.





Esta es mi última receta del año, me tomo lo que queda de las fiestas para descansar un poco del blog hasta después de Reyes. Sólo me queda desear a todo el mundo lo mejor para el año que está al caer y sobre todo agradeceros el cariño y los buenos ojos con que miráis mis recetas.


¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!! 



Imágenes Año Nuevo 2018

También puedes seguirme en  Facebook ,  Twitter y Google+

jueves, 21 de diciembre de 2017

PECHUGAS DE POLLO AL CAVA CON MANZANAS CARAMELIZADAS


Pechugas de pollo al cava con manzanas caramelizadas


Cuando echo la vista atrás me doy cuenta de hasta qué punto hemos variado nuestras costumbres. Hace unos años, y no muchos, en cualquier comida o cena navideña no podían faltar unas cuantas botellas de vino, otras de cava, los licores de después y más tarde pues ya se vería. En los últimos tiempos, sin embargo, la cosa ha cambiado porque alguno tendrá que coger el coche de vuelta y nos hemos concienciado por fin, de que una cosa es pasarlo bien y otra muy diferente acabar con tu vida o con el que tenga la desgracia de cruzarse contigo si no estás en condiciones. 
Ahora decidimos quién beberá y quién hará de chófer y, como consecuencia, en casa acaban sobrando botellas que ni se llegan a abrir o se dejan a medias. Lo bueno es que todo lo que nos sobra es un regalo para la cocina y como muestra te traigo una receta con una salsa de cava para chuparse los dedos.

Las fotos están hechas aprisa y corriendo y sinceramente me han salido bastante birriosas. El pollo no se distingue bien, las pechugas estaban mal colocadas, y me ha dado mucha rabia cuando las he revisado porque el plato está muchísimo más rico de lo que parece, pero ya no tiene remedio. Entre mis propósitos para el año próximo está buscar algún cursillo de emplatado, lo prometo 😜.

Ingredientes (6 personas):
- 1,2 kg de pechugas de pollo en filetes (yo de corral)
- 1 cebolla grande
- 1 puerro
- 1 manzana
- media botella de cava
- 1 bote de leche evaporada
- aceite de oliva
- 1 pastilla de caldo de pollo
- harina para rebozar las pechugas
Para las manzanas caramelizadas
- 1/2 manzana por persona (o más si quieres)
- 100 gr. de mantequilla
- 2 cucharadas de azúcar
- 1/2 vasito de agua

Elaboración:
1. Sazonar los filetes de pollo con sal y pimienta, rebozar en harina eliminando el exceso y freir en una sartén con aceite de oliva hasta que esté hechos. Retirar a un plato y mantener tapados o dentro del micro o del horno para que no se enfríen demasiado.



2. En una cazuela grande y amplia, con un poco de aceite de oliva, pochar la cebolla y el puerro picados y la manzana pelada en daditos. Remover hasta que esté todo bien pochado.



3. Añadir el cava y dejar a fuego medio-alto unos minutos para que se evapore el alcohol.
4. Desmenuzar la pastilla de caldo de pollo  y añadir a la salsa. Por último agregar la leche evaporada, tapar y dejar a fuego medio-bajo media hora por lo menos. Parecerá que la salsa se corta por la leche pero no pasa nada, es normal.
5. Una vez pasado el tiempo retiramos del fuego y trituramos la salsa hasta que quede muy fina.




6. Volvemos a poner al fuego la salsa y metemos dentro las pechugas reservadas, le damos a todo un hervor durante unos minutos para que el pollo se caliente bien y retiramos definitivamente del fuego.



Las manzanas caramelizadas las podemos dejar hechas con antelación y calentarlas cuando vayamos a servir el pollo.

7. Para hacer las manzanas caramelizadas lo primero es descorazonar, pelar y cortar en octavos cada manzana.
8. En una sartén pondremos la mantequilla y en cuanto se derrita añadimos los gajos de manzana y las cucharadas de azúcar. Iremos dando vueltas con cuidado de que no se nos rompan hasta que estén un poco doradas. Entonces añadimos el agua y lo dejaremos a fuego medio hasta que el agua se haya absorbido y se terminen de caramelizar.





Sirve las pechugas sin escatimar salsa, que está que te mueres, y con unos gajos de manzana como guarnición porque le van de perlas. Y a disfrutar!

¡¡Esta receta merece un brindis!!






Llega la Nochebuena, una noche especial para la familia, un día en el que por lo menos se intenta dejar de lado los malos rollos, si los hay, y llenarnos de "espíritu navideño" para disfrutar todos juntos alrededor de una buena mesa. Los niños, los abuelos, la suegra o el cuñado pesado... aunque a veces pienses que sobra más de uno, es tu familia 😧y no se puede tener todo en esta vida 😁.
¡Que disfrutéis mucho!

¡¡Feliz Navidad!!



Imagen Merry Christmas



¡Hasta la semana próxima!

También puedes seguirme en  Facebook ,  Twitter y Google+

jueves, 14 de diciembre de 2017

PORTOBELLOS RELLENOS DE ARROZ Y TORREZNOS DE SORIA


Portobellos rellenos de arroz y Torreznos de Soria




¿Recuerdas lo que te costó ponerte a dieta después del verano? Pues todo ese esfuerzo sobrehumano se va a hacer puñetas en Navidad, es un hecho, así que más vale mentalizarse y tomarse las fiestas con actitud positiva. Nada de amargar la cena a los demás contando las calorías que se acaban de meter entre pecho y espalda, por favor, que todos nos sentimos culpables y no hace falta que nadie nos lo restriegue. Lo mejor que podemos hacer es relajarnos, comer un poco de todo, y ya el año que viene nos volvemos a plantear lo del gimnasio y esas cosas.

La receta de hoy es una pasada, házme caso, lleva unos Torreznos de Soria que están que te mueres, porque no sólo son uno de los mejores aperitivos del mundo con esa corteza crujiente que es adictiva totalmente, sino que la carne queda jugosa y tierna... y yo los he incorporado a unos champis portobello gigantes rellenos con arroz. El contraste te va a dejar con la boca abierta.


Ingredientes:
- 4 hongos portobello gigantes
- 50 gr. de jamón serrano en taquitos
- 50 gr. de arroz redondo (1 tacita de café)
- el triple de caldo de pollo que de arroz
- 1 diente de ajo
- 3 Torreznos de Soria (precocinados)
- aceite de oliva suave
- perejil fresco
- una pizca de sal

Elaboración:

1. Limpiar los champiñones, cortarles el pie y vaciarlos un poco con una cucharita. Todo esto lo reservaremos para añadirlo al sofrito, así que no lo tires! Poner los portobello en una fuente de horno con un poquito de aceite de oliva y hornearlos a 180ºC durante 20 minutos aproximadamente.



2. En una sartén sofreir el diente de ajo con unas cucharadas de aceite de oliva. En cuanto tome un poco de color añadir el jamón serrano y el picadillo de los champiñones que reservamos anteriormente.




3. Incorporar el arroz, remover un par de minutos  hasta que se vea transparente y añadir el caldo. Poner a fuego medio hasta que se haga el arroz y mientras tanto podemos hacer los Torreznos.




Cómo hacer los Torreznos de Soria:

Es conveniente sacar de la bandeja la panceta un par de horas antes y dejarla a temperatura ambiente.

4. Para conseguir unos torreznos espectaculares, con la corteza súper crujiente y la carne del torrezno tierna y jugosa hay que calentar el aceite (oliva suave o girasol) casi hasta que humee. El aceite debe cubrir totalmente los torreznos, como si hiciéramos croquetas, y como estos están precocinados, en 5 minutos estarán perfectos. Una vez que estén a nuestro gusto los dejaremos en un plato con papel de cocina para que escurran el exceso de aceite.




5. Trocear los torreznos en tiras o taquitos  y agregarlos al arroz en cuanto esté hecho, remover y añadir perejil fresco picado.




6. Rellenar los champiñones y servir antes de que se enfríen.

El resultado es espectacular, te lo aseguro y aunque para rellenar estos maxi-portobello me bastó con tres Torreznos, hice algunos más para no quedarnos con las ganas😋



El Torrezno de Soria es una panceta adobada, un producto delicatessen con Marca de Garantía, conocido como la ventresca del cerdo. Los Torreznos de Soria se pueden encontrar en bandejas precocinadas- los que he preparado hoy- que vienen en tiras listas para freir y también las puedes encontrar en crudo en un bloque que habrá que cortar y tiene una preparación diferente (que haré proximamente para que lo veáis). Todo ello tiene la garantía de calidad de la Marca Torreznos de Soria que engloba a varias empresas que lo comercializan y en este caso debo agradecerselo a la empresa Moreno Saez .


¡Hasta la semana próxima!

También puedes seguirme en  Facebook ,  Twitter y Google+

jueves, 7 de diciembre de 2017

GRATINADO DE ESPINACAS Y GAMBAS CON BECHAMEL


Gratinado de espinacas y gambas con bechamel



Estamos viviendo la sequía más importante de la historia  hasta el punto que estamos en situación de emergencia híbrida. Las consecuencias las notaremos a partir de ya, subidas en el recibo de la luz y en el coste de frutas y verduras o el aceite de oliva que también se pondrá por la nubes. 
Los fenómenos meteorológicos siempre nos dan una cura de humildad que, por otra parte, nos merecemos como especie. Hemos sido capaces de los mejores inventos y avances en todos los campos de la ciencia, peeeero... todavía no sabemos cómo hacer llover. Si hay vida en otros planetas que se vayan preparando, que ya hemos fastidiado el nuestro todo lo que hemos podido y en cuanto podamos mudarnos, acabaremos con ellos. 

No todo sería malo, eh? les podríamos exportar la Navidad 😬 y así compartiríamos el estrés pre-navideño, las cenas de empresa, el desfase de gastos, la sobredosis de villancicos, etc. Porque sí, también hemos sido capaces de convertir estas fiestas en un martirio para muchos, y no es mi caso porque a mi me gusta la Navidad, pero es que no tenemos sentido de la mesura y tenemos que hacerlo todo a lo bestia. Esto de encontrar el punto medio, el equilibrio, no se nos da nada bien.

Pero bueno, hoy vengo con una receta sencilla y riquísima y que sin dejarnos un pastizal es perfecta para un día normal y corriente y porqué no también para estas fiestas.
No hace falta mucha presentación para este plato, así que vamos allá con los ingredientes:


Ingredientes:
- 300 gr. de espinacas frescas
- 200 gr. de gambitas congeladas
- 1/2 cebolla
- aceite de oliva
- 50 gr. de mantequilla
- 1 cucharada de  harina
- 400 ml. de leche
- queso rallado emmental
- sal y nuez moscada

Elaboración:
1.  En una sartén pocharemos la cebolla picada con un poquito de aceite de oliva hasta que esté blandita.
2. Añadiremos las gambitas, previamente descongeladas, y saltearemos un minuto.
3. Incorporaremos las espinacas y rehogaremos hasta que se pochen, unos minutos basta. Sazonar y reservar mientras hacemos la bechamel.



4. En otra sartén aparte tostar la harina en la mantequilla y añadir poco a poco la leche (procura que esté caliente) removiendo según se vaya absorbiendo. Una vez hemos terminado con la leche sazonamos con sal y una pizca de nuez moscada.



5. En unas cazuelitas que puedan ir al horno pondremos las espinacas con las gambas, cubriremos con la bechamel y terminaremos con queso rallado.


Solo falta gratinar en el horno hasta que el queso se haya derretido.





¡Hasta la semana próxima!

También puedes seguirme en  Facebook ,  Twitter y Google+

jueves, 30 de noviembre de 2017

ROSAS DE HOJALDRE Y MANZANAS


Rosas de hojaldre y manzanas



La rosa es una flor misteriosa con una simbología oculta interesantísima y un lenguaje propio. Ahora estas cosas están totalmente desfasadas pero hace un par de siglos era de obligado conocimiento para las damas de la época. 
El número de rosas y su color eran determinantes y tenían un significado diferente, por lo que más valía conocer ese lenguaje para interpretar las intenciones del caballero que las enviaba: una rosa roja como símbolo de amor; una amarilla de amistad; de color rosa admiración y gratitud. Supongo que un ramo de varios colores sería devuelto inmediatamente para que el pretendiente se aclarara, digo yo. En cuanto al número, enviar 7 rosas demostraba estar enamorado; 13 rosas, amistad eterna; 15 para pedir perdón; 99 rosas significaban amor eterno (y también que se había gastado una pasta).

Como has visto hoy te traigo unas rosas dulces, una preciosidad de pastelitos de los que me he enamorado hechos con hojaldre y manzana con el sabor de la clásica tarta de la abuela. Así a primera vista parecerían complicadas de hacer, pero te digo de verdad que es todo lo contrario. Es más, si yo con lo manazas que soy para estas cosas he podido hacerlas, es que cualquiera puede.
Con una lámina de hojaldre se hacen seis rosas, sólo seis, esto debes tenerlo en cuenta porque si quieres declararle tu amor eterno a tu media naranja, mejor le mandas un emoticono 😁😁😁

Bueno, qué te parece, nos hacemos un ramo? Pues toma nota de los ingredientes que son muy sencillos y sigue las fotos, que una imagen vale más que mil palabras. 


Ingredientes (6 rosas):
- 2 manzanas rojas
- 1 lámina de hojaldre rectangular
- mermelada de melocotón
- el zumo de un limón
- azúcar glas

Elaboración:
1. El paso que más tiempo te va a llevar es el de las manzanas. Primero hay que descorazonarlas y luego cortarla en gajos o medias lunas bastante finitas pero conservando la piel.
2. En un bol con agua y el zumo de un limón para que no se oxiden, introducimos las láminas de manzanas y las meteremos en el microondas aproximadamente cinco minutos a máxima potencia hasta que estén lo suficientemente blanditas para que se puedan doblar sin romperse.
3. Las secaremos con papel de cocina para quitarles la humedad.





4. Extendemos la lámina de hojaldre y la estiramos un poco con el rodillo. Recuerda que el hojaldre sea rectangular porque yo me equivoqué y me lo llevé redondo. Por mucho que estiré no me quedaron igual todos y por eso hay rosas más grandes que otras.
5.Cortamos el hojaldre en 6 tiras para hacer rectángulos iguales.

6. En cada rectángulo extendemos la mermelada sólo en la mitad superior y vamos colocando las manzanas encima de la mermelada como en la foto, un poco superpuestas y sobresaliendo del hojaldre.
7. Tapamos las manzanas con la mitad inferior del rectángulo de hojaldre.
8. Empezamos a enrollar con un poco de cuidado hasta formar cada flor (el lado por el que se empieza es indiferente).
9. Colocamos las rosas en un molde para magdalenas, y en caso de no tener, en cápsulas ya sean de papel o de silicona. Si usas un molde como yo, convendrá untar el fondo de cada hueco con un poco de mantequilla para que no se queden pegadas y poder desmoldarlas fácilmente.





Enciende el horno a 190º-200ºC con calor arriba y abajo, y una vez caliente mete las rosas y déjalas unos 25-30 minutos o hasta que estén totalmente hechas, que sabemos que cada horno es un mundo y a veces los tiempos pueden variar.  Si vieras que las manzanas se están dorando demasiado tápalas con papel de aluminio y sigue horneando hasta que el hojaldre esté bien hecho.



Una vez frías desmoldamos y espolvoreamos azúcar glas en los pétalos.


¿No te parecen ideales?



La semana próxima vuelvo con otra receta para Navidad.
¡¡Hasta entonces!!

También puedes seguirme en  Facebook ,  Twitter y Google+